Seguramente hoy, 11 de febrero de 2019, escucharás en numerosos medios de comunicación y redes sociales hablar sobre el día de la mujer y la niña en la ciencia. Son muchos los actos, acciones y reivindicaciones que año tras año se realizan para potenciar la presencia de mujeres en este sector y reivindicar el papel que muchas mujeres tienen en el presente o tuvieron en el pasado.

Varios de mis compañeros me animaron a escribir un post para el día de hoy en el que hablar de las mujeres astrónomas pero, aunque la considero una tarea importante, es una lucha que debe hacerse durante todo el año y he preferido aprovechar la ocasión para plantear una pequeña reflexión sobre las mujeres astroaficionadas, que creo necesaria e interesante en este momento.

La astronomía, considerada según la RAE como la ciencia que estudia los astros, sus movimientos y las leyes que lo rigen, es un campo de estudio muy amplio que atañe tanto a profesionales como a aficionados. En AstroAfición hemos reivindicado en muchas ocasiones el papel que han tenido los aficionados en grandes avances y descubrimientos astronómicos, solo por mencionar a dos de ellos, quizás los más conocidos, Carolina y William Herschel fueron dos astroaficionados que se convirtieron en grandes astrónomos de obligada mención cuando hablamos de la historia de la astronomía.

Hoy en día, los avances en materia de astronomía nos han permitido democratizar una ciencia y ponerla al alcance de cualquier persona interesada. Disfrutar de nuestros cielos de forma recreativa o con una participación activa en desarrollos científicos (descubrimientos de super novas, observación de cometas, conteo de estrelllas… ) es más fácil que nunca. Gracias a ello cada año son más los aficionados que deciden adentrarse en este sector y comprar un telescopio, formarse o simplemente salir al campo con un planisferio a observar.

Es una realidad que la comunidad de aficionados a la astronomía ha crecido mucho en los últimos años ¿Pero ha crecido por igual en materia de género? Lo cierto es que, según mi experiencia y opinión (no me baso en ningún estudio sobre ello), no son pocas las mujeres que deciden disfrutar de la astronomía aficionada. Por suerte, en los eventos y encuentros puedo decir que no estoy sola, hablando de género, pues son otras muchas mujeres las que me acompañan, aún así, si nos fijamos en el número, por ahora siguen siendo comparativamente mayores los hombres astroaficionados con respecto a las mujeres y en la mayoría de las ocasiones son ellos los que toman la iniciativa y ellas comparten la afición por empatía. Por supuesto, hay excepciones, no podemos negarlo, pero en general, somos, estamos, pero podríamos ser más y con un papel mucho más activo.

Fuente Imagen: CIEMAT

No son pocas las ocasiones en las que, cuando coincidimos varios amigos astroaficionados, hablamos sobre este tema y nos preguntamos por qué. Sería muy aventurado por mi parte dar una respuesta y me parece equivocado dotar a las aficiones de un rol de género, pero, al igual que ocurre en otros sectores científicos, la presencia de la mujer sigue siendo minoritaria y hago mía (y a través de mi traslado la opinión de mis compañeros y de AstroAfición) la reivindicación que durante este día se hará por toda la comunidad científica. ¡Hay que hablar y normalizar la situación de la mujer en la ciencia para inspirar a muchas chicas a unirse a carreras científicas o a disfrutar de una afición como la astronomía!

Personalmente soy tremendamente feliz cuando a una actividad acude una chica joven o adolescente, que si ya han llegado hasta ahí, normalmente suelen estar muy ilusionadas y tienen muy claro que les gusta la astronomía, y se acercan a mi, me preguntan o me dicen que les encantaría estar trabajando en lo que yo hago. Me encanta ese momento porque quiere decir que hay esperanza y que poco a poco lo vamos logrando. Y que si yo, con el simple hecho de estar, ya puedo resultar una inspiración ¿Que no podríamos hacer todas si todas las mujeres que tuvieran un poco de inquietud se aventuraran a descubrir una afición tan bonita como esta?


Fuente imagen

Por eso, me gustaría animar a que todas y todos los aficionados que me leáis hagáis un esfuerzo por divulgar esta afición a vuestros amigos, familiares o conocidos, independientemente de que sean chicos, chicas, mujeres u hombres, que los invitéis a descubrir un mundo apasionante que, quizás, les es desconocido hasta el momento. Una oportunidad para que cada vez seamos más (mujeres y hombres) para reivindicar el papel de la astronomía y facilitar los avances científicos en esta materia.

Y no quiero terminar este post sin mencionar a quien quizás ha sido y es mi mayor referente como astroaficionada, a quien adoro y que representa un ejemplo a seguir de lucha y esfuerzo, hablo de Leonor Ana Hernández de AstroHita, una de las astrónomas que conozco con más pasión que lucha a diario desde el Complejo Astronómico de la Hita por reivindicar el papel de la mujer astrónoma y que se que está inspirando a muchísimas niñas y niños para que conozcan esta ciencia. Desde aquí mi aplauso para ella y para sus dos compañeros que se han unido a esta lucha y comparten un objetivo común.

¿Qué opináis vosotros sobre el papel de las mujeres astroaficionadas? ¿Deberíamos ser más? ¿Qué experiencia personal tenéis? Podéis dejar vuestras opiniones en los comentarios o en las redes sociales.

Imagen de portada : Fuente

Saray de la Hoz

Saray de la Hoz

Experta en comunicación y divulgación. No hay un solo rincón de internet que se le escape. Las redes sociales y los medios online son su hábitat; la astronomía su pasión.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.