Skip to main content

Carrito

Si nos encontramos fuera de las grandes ciudades, observar el cielo nocturno es uno de los mayores espectáculos de la naturaleza. Lejos de la contaminación lumínica podemos ver sin dificultad la Vía Láctea y, cómo no, dedicarnos a la astrofotografía. En este artículo podrás aprender cómo fotografiar la Vía Láctea, cuándo es visible y qué tener en cuenta a la hora de salir al campo en su búsqueda.

Todo sobre fotografiar la Vía Láctea

¿Qué es la Vía Láctea?

La Vía Láctea es la galaxia en la que se encuentra nuestro Sistema Solar y todas las estrellas que vemos por la noche. Esta galaxia es de tipo espiral barrada y tiene un diámetro de 200.000 años luz. Nosotros nos encontramos en uno de sus brazos a 27.000 años luz del centro galáctico. Es por ello que si miramos hacia dentro de la Vía Láctea encontraremos muchas más estrellas que si miramos hacia el exterior o fuera de plano de la galaxia.

El plano de la Vía Láctea se muestra como una banda de aspecto lechoso, de ahí su nombre, que cruza todo el cielo. Tendrá además una intensidad e inclinación variable según la época del año en la que estemos y dónde nos encontremos.

mapa vía láctea

Ilustración artística de la Vía Láctea y la localización del Sol en uno de sus brazos junto a los principales objetos astronómicos y constelaciones.

¿Cuándo fotografiar la Vía Láctea?

La época del año ideal para fotografiar la Vía Láctea es de marzo a octubre. Durante esta época del año hay partes de la noche en las que nos encontramos mirando hacia el núcleo o centro galáctico. En algunos meses esto ocurre bien entrada la madrugada y en otros nada mas ponerse el Sol. Continúa leyendo para ver la orientación y visibilidad de la Vía Láctea según el mes.

El núcleo galáctico vendrá acompañado junto a las constelaciones de Escorpio o Sagitario, un lugar con gran densidad de estrellas y enormes nubes de polvo. La belleza del centro galáctico hace que esta sea la parte de la Vía Láctea más conocida y típica para fotografiar.

En los meses de invierno el arco de la Vía Láctea sigue siendo visible, aunque no el núcleo. Esto se debe a que nos encontramos mirando hacia las afueras del plano galáctico donde la densidad de estrellas es menor. En esta época podemos disfrutar de objetos muy llamativos como las Pléyades o la Nebulosa de Orión junto a multitud de las constelaciones de invierno.

centro de la vía láctea

El núcleo o centro galáctico es visible durante las noches de verano, en la Península Ibérica se llega a elevar hasta los 20º de altura

Localiza la Vía Láctea

La orientación y visibilidad de la Vía Láctea va a cambiar a lo largo del año y de la noche. Aquí puedes ver un resumen de los periodos más destacados.

  • Marzo – Mayo: En estos meses la Vía Láctea comenzará a verse salir por el sureste antes del amanecer de forma horizontal. Cada día que pase saldrá unos minutos antes y en Mayo ya no tendremos que madrugar si no esperar despiertos hasta las 01:00h.
  • Mayo – Agosto: La mejor época del año para fotografiar la Vía Láctea. Cada noche aparecerá con una inclinación cada vez más vertical en el cielo y podremos ver mejor el núcleo galáctico. Además las noches de verano nos dan una temperatura mucho más agradable y nos importará menos no dormir a cambio de fotografiar el cielo nocturno.
  • Agosto – Octubre: La Vía Láctea comenzará a estar cada día más tumbada hacia el oeste. Finalmente solo será visible durante unas pocas horas después del atardecer. Estos meses darán paso a la Vía Láctea de invierno, más tenue y con noches más frías pero igual de bonita para fotografiar.

Configura tu cámara para fotografiar la Vía Láctea

Ya hemos visto cuando aparece la Vía Láctea y como localizarla, solo nos faltaría saber cómo fotografiarla. Para ello solo necesitarás una cámara, un objetivo gran angular y un trípode estable. Puedes aprender más sobre el equipo necesario astrofotografía con este artículo de nuestro blog: Aprender Astrofotografía: Equipo necesario para iniciarte.

Una vez tengas tu equipo listo apunta a la Vía Láctea, configura tu cámara para una exposición de 15″ a ISO 3200 y enfoca de forma manual a las estrellas mas brillantes. Es importante realizar largas exposiciones de varios segundos porque la luz de la Vía Láctea es muy débil para nuestra cámara. El tiempo máximo de exposición lo marcará la rotación de la Tierra y nuestro objetivo. Para un gran angular de 18mm de distancia focal el límite estará en torno a los 15″ antes de las estrellas salgan movidas.

Aprender astrofotografía vía láctea

Vía Láctea en los campos de lavanda de Brihuega. Una única fotografía de 15″ a ISO3200 con un objetivo de 18mm.

En próximos artículos os contaremos otros trucos y técnicas comunes en astrofotografía. Os recomendamos apuntaros a nuestros Cursos de Astrofotografía donde podréis practicar en el campo de manera guiada y sacar vuestras primeras fotografías de la Vía Láctea.

Escapa de la contaminación lumínica

La mayoría de la población vivimos en ciudades y estamos acostumbrados al efecto que causan miles de fuentes de luz sobre el cielo nocturno. La llamada contaminación lumínica cubre el cielo de tonos blancos o anaranjados que impiden ver las estrellas y mucho menos la Vía Láctea. 

Para poder fotografiar el cielo nocturno es imprescindible alejarse de los grandes núcleos urbanos. A veces esto significa conducir más de 100 kilómetros pero el poder disfrutar de un cielo verdaderamente oscuro merece la pena. En este otro artículo sobre Contaminación Lumínica te explicamos diferentes mapas web que puedes usar para planificar donde fotografiar la Vía Láctea.

 
mapa-contaminacion-luminica-peninsula

Mapa de contaminación lumínica para la Península Ibérica – Light Pollution Map

Por desgracia, da igual cuanto nos alejemos porque en el horizonte siempre podremos ver una cúpula más o menos grande de contaminación lumínica que proviene de las grandes ciudades. Incluso estando a 200 km de distancia. Por eso, es importante tener en cuenta la ubicación de las fuentes de contaminación lumínica para componer nuestra imagen. 

Si queremos hacer en Julio una fotografía de la Vía Láctea, y lo hacemos desde el norte de Madrid, tendremos una enorme cúpula anaranjada tapando parcialmente el núcleo galáctico. En cambio, si hacemos esa misma foto desde el sur o este, nuestra línea de visión no se topará con ninguna gran ciudad y el núcleo de la Vía Láctea será más visible.

Por ejemplo, elegimos la ubicación de nuestros Cursos de Astrofotografía teniendo en cuenta la contaminación lumínica no solo de la zona sino de las ciudades más cercanas.

 
contaminación lumínica y vía láctea

Es importante tener en cuenta la ubicación de las fuentes de contaminación lumínica, aunque pueden jugar un papel estético en nuestra composición.

Planifica según las fases de la Luna

No solo la luz de las ciudades afectará a nuestras fotografías, también lo hará la luz de la Luna. Intentar fotografiar la Vía Láctea durante las noche de Luna Llena es una misión imposible. Pronto veréis que en las fotografías el cielo se vuelve de color azul, como si estuviéramos a plena luz del sol y las estrellas más tenues son invisibles.

Es importante salir a fotografiar la Vía Láctea durante la noche de Luna Nueva o en los días anteriores o posteriores. También puedes planificar tu sesión de astrofotografía para aprovechar las horas antes de que salga la luna cuando nos encontramos en las fases de cuarto menguante o cuarto creciente.

Puedes encontrar aplicaciones como My Moon Phase que te ayudaran a encontrar las fechas de Luna Nueva y planificar mejor tus salidas al campo. Se encuentra disponible para Android e IOS.

 
aplicación movil luna

My Moon Phase, una aplicación sencilla para localizar las fechas de Luna Nueva para astrofotografía.

Si te interesa la astrofotografía en nuestros Cursos de Astrofotografía podrás aprender de manera práctica todo lo necesario. Consulta también los demás artículos de la serie en nuestro blog:

Aprender astrofotografía (I): Equipo necesario para iniciarte

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.