Carrito

Los astrónomos aficionados tienen a su disposición gran cantidad de filtros para telescopio. Aunque, personalmente, no considero que el uso de filtros sea de un nivel de iniciación a la astronomía. Por eso es algo que tratamos sobre todo en nuestro Curso Avanzado de Astronomía. Desde AstroAfición creemos que los filtros son una herramienta muy útil cuando ya se tiene la experiencia y los conocimientos básicos bien asentados. En este artículo vamos a analizar los distintos tipos de filtros astronómicos que existen y su aplicación.

Filtros de banda ancha

Los filtros de banda ancha son aquellos que eliminan ciertas líneas espectrales, dejando pasar todas las demás. En astronomía se utilizan filtros de banda ancha que eliminan las bandas de emisión más habituales de las luminarias: mercurio y sodio. Con esto se consigue mejorar el contraste de los astros al eliminar gran parte de la contaminación lumínica. Su efecto no es muy espectacular pero sí puede ayudar bastante.

filtros-astronomia-uhc
Transmisión de distintos filtros astronómicos

Dentro de este tipo encontramos filtros de contaminación lumínica (LPR o CLS por sus siglas u otros nombres comerciales como SkyGlow o Deep Sky) o de contraste amplio (UHC o NPB). Dependiendo del telescopio y, sobre todo, del lugar de observación, será más aconsejable el uso de uno u otro filtro. Por ejemplo, el NPB es un filtro muy bueno pero solo con telescopios de gran apertura (>200mm). Por su parte, existen varios modelos de UHC para telescopios de gran apertura (UHC a secas) o para telescopios menores (UHC-s o UHC-e).

No obstante, el creciente uso de iluminación led hace que estos filtros sean cada vez menos útiles. A diferencia de las clásicas lámparas de sodio y mercurio, los led no emiten en una franja concreta del espectro. Por tanto, es muy complicado poder eliminar su efecto en la contaminación lumínica a través de filtros.

Filtros de banda estrecha

Los filtros de banda estrecha funcionan de manera inversa. Es decir, limitan el paso de todas las franjas de emisión salvo de algunas en concreto. De esta forma, existen filtros adecuados para cada tipo de nebulosa pero no hay uno que valga para todas. La idea de estos filtros es la siguiente: si dejamos entrar la luz que procede de estos objetos y eliminamos el resto, obtendremos una imagen muy contrastada, ya que el fondo aparecerá muy oscurecido y resaltará el objeto en cuestión. No obstante, ten en cuenta que la visión de las estrellas, y todos aquellos astros formados por ellas (cúmulos abiertos, cúmulos globulares, galaxias…) empeora considerablemente, ya que las estrellas emiten en todo el espectro y estos filtros cortan gran parte de su emisión.

Filtros para telescopios de banda estrecha
Filtros para telescopios de banda estrecha

Estos filtros son, por lo tanto, muy específicos y restrictivos. Su uso está limitado a ciertas nebulosas y solo a través de telescopios de aperturas superiores a 250mm. Sin embargo el resultado que ofrecen es espectacular y, en muchas ocasiones, marcan la diferencia entre ver la nebulosa y no verla en absoluto.

Existen en el mercado filtros de distintas longitudes de onda, dependiendo de las emisiones de cada nebulosa. Los más habituales son los filtros OIII y H-beta. El filtro OIII destacan especialmente las nebulosa del Velo y algunas nebulosas planetarias. Por su parte, con el filtro H-beta se resaltan sobre todo la nebulosa California, la Cabeza de caballo y la Cocoon.

Filtros para planetaria

Existen filtros dedicados especialmente a la observación de la Luna y los planetas. Son filtros muy específicos y a los que no se les puede sacar tanto partido, por lo que no son una opción recomendada a la hora de empezar. Sin embargo, debido a su menor precio y al desconocimiento, muchos aficionados a la astronomía empiezan comprando uno o varios de estos filtros. En nuestra opinión, es un error empezar con este tipo de filtros.

filtros-para-telescopio
Filtros de colores para Luna y planetas

Filtros lunares

La luz de la Luna es muy intensa y puede llegar a ser molesta a través del telescopio. Sin embargo, es importante resaltar que la luz de la Luna no provoca daños oculares en ningún caso, como sí ocurre con el Sol. Por tanto, filtrar su luz nos permitirá estar más cómodos y ganar algo de contraste para percibir mejor los detalles pero no es algo que sea estrictamente necesario.

En el mercado de filtros lunares encontramos tres tipos de filtros:

  • Filtros lunares de color verdoso. Estos filtros suelen venir como accesorio en muchos telescopios de iniciación o en kits de oculares. Son filtros de muy mala calidad y pese a su reducido precio, no son aconsejables para la observación puesto que no ofrecen grandes ventajas y tiñen la Luna de un color verdoso desagradable.
  • Filtros de densidad neutra. Estos filtros reducen la transmisión de luz en un factor dado pero conservan bastante bien el color natural de la Luna. Existen filtros con niveles de transmisión del 8% hasta el 50%. Los filtros de mayor transmisión son más apropiados para telescopios pequeños y los de menor transmisión para tubos más grandes.
  • Filtros polarizadores variables. Son los mejores para la observación lunar, ya que permiten adaptar su transmisión de luz. Se trata de dos filtros unidos entre sí. De esta forma, al girar uno se puede regular el grado de oscuridad deseado. La mayoría de filtros polares tienen un nivel de transmisión entre 1% y 40%.

Filtros de colores para planetas

Los filtros de colores permiten resaltar detalles en la observación de planetas. Así pues, un filtro rojo permitirá observar con mayor claridad las bandas de nubes de Júpiter y un filtro azul resaltará los casquetes polares de Marte. Sin embargo, pese a su reducido precio, estos filtros están pensados para el astrónomo avanzado que quiere profundizar en detalles específicos.

Es un error habitual comenzar comprando uno de estos filtros de colores. Pero, en nuestra opinión, su uso es tan específico y aportan tan poca mejora que no son recomendables para empezar. Además, cambiar el color natural de los planetas es una sensación algo extraña y en ocasiones desagradable.

Filtros solares

La observación solar es peligrosa y comporta riesgos importantes. Por tanto, no recomendamos su práctica a aquellas personas recién llegadas a la astronomía. Solo aficionados con experiencia y siempre con las precauciones necesarias deberían realizar la observación del Sol. En este artículo explicamos cómo se puede observar el Sol de forma segura. Así que no vamos a entrar en más detalles en esta ocasión. Solamente indicaremos aquí que todo filtro solar debe ir siempre colocado en la apertura del tubo, cubriendo bien toda la superficie del mismo. Los filtros roscados en el ocular son muy peligrosos y no deben usarse en ninguna circunstancia.

Lámina Baader para observar el Sol
Lámina Baader para observar el Sol

Antes de comprar un filtro astronómico

Quería terminar con una serie de consideraciones a la hora de comprar un filtro astronómico.

En primer lugar, no olvides que todo sistema óptico rinde siempre como el peor de sus componentes. Con esto quiero decir que no escatimes a la hora de comprar un filtro astronómico. En general, los filtros para telescopios son caros y pueden rondar fácilmente los 100€. Si rebuscar encontrarás opciones de dudosa calidad por la mitad de precio. Puedes probar pero yo no me la jugaría.

Por otro lado, ten en cuenta que hay filtros de 1,25” y filtros de 2′‘. Compra aquel que vas a usar en función de la medida de tus oculares.

Por último, ten cuidado a la hora de comprar filtros. Hay algunos filtros de banda estrecha que son solo fotográficos, es decir, no valen para visual. Esto puede llevar a error ya que existen filtros OIII para visual y filtros OIII para astrofotografía. Ve con ojo cuando busques filtros y revisa bien antes de comprar.

Roberto Bravo

Roberto Bravo

Astrónomo de afición y emprendedor de profesión. Paciencia, ganas y un puntito de locura han sido necesarias para desarrollar este proyecto desde sus inicios en 2009. Más de diez años después, continúo con aún más fuerza esta preciosa andadura.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.