Carrito

Seguro que alguna vez has visto una estrella fugaz. De hecho, estos días son las Perseidas, una de las lluvias de estrellas más espectaculares. Pero, ¿alguna vez te has parado a pensar qué son las estrellas fugaces? Las estrellas fugaces son pequeños fragmentos de roca que, al entrar en contacto con la atmósfera, se desintegran dejando una estela brillante a su paso. Pero, si ese fragmento es suficientemente grande para sobrevivir al roce con la atmósfera, caerá a la Tierra. Es entonces cuando lo llamamos meteorito. En este artículo te contamos todos los detalles sobre los meteoritos: qué son y qué tipos de meteoritos existen.

Qué son los meteoritos

Según la RAE, un meteorito es un fragmento de un cuerpo celeste que cae a la Tierra, o sobre un astro cualquiera. Esta definición implica que no solo existen meteoritos en la Tierra, sino que también los hay en la Luna, Marte, etc. Además, la definición no habla de la procedencia del meteorito, ya que estos fragmentos pueden provenir de cometas, asteroides o incluso otros planetas.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la Tierra tiene un escudo natural contra los meteoritos: la atmósfera. Esta capa de gas que cubre nuestro planeta hace que la gran mayoría de potenciales meteoritos se desintegren sin llegar a tocar el suelo. Los más grandes, por el contrario, se fragmentarán en trozos más pequeños y sí podrían llegar a tocar tierra. De hecho, se calcula que caen 40.000 toneladas de meteoritos a la Tierra a lo largo del año. La mayor parte en forma microscópica e imperceptible. Pero muchos sí pueden ser localizados y analizados. Y algunos son tan grandes como el meteorito de El Chaco (Argentina) con 37.000 kg.

el-chaco-meteorito

Meteorito de El Chaco, en Argentina. 37.000 kg de peso

 

Tipos de meteoritos

No todos los meteoritos son iguales. Su procedencia, su composición y su edad son factores que diferencian claramente unos meteoritos de otros. Con el paso de los años, se han desarrollado diferentes clasificaciones de meteoritos, atendiendo a factores químicos, geológicos o de conservación. Pero aquí recogemos la clasificación más tradicional en cuanto a su origen y composición. Estos son los principales tipos de meteoritos:

Condritas o meteoritos primitivos

Estos meteoritos provienen de la formación del Sistema Solar, hace unos 4.500 millones de años, y se han mantenido inalterados desde entonces. Estos meteoritos no han sufrido procesos de fusión o diferenciación, ni han sido alterados por procesos geológicos (agua, viento, mareas, etc.). Por tanto, son los restos más antiguos de nuestro Sistema Solar y resultan fundamentales para estudiar la formación de los planetas. Estos pequeños trozos de roca son valiosas piezas para la ciencia. A las condritas también se les denomina meteoritos primitivos o no fundidos y se caracterizan por su escaso porcentaje de metal (<10%).

Las condritas reciben su nombre por su aspecto interior, compuesto de una serie de esférulas vítreas denominadas cóndrulos. Estos meteoritos son los más comunes y representan más del 85% del total de meteoritos encontrados.

tipos de meteoritos condrita

Condrita carbonácea cortada para ver los cóndrulos

Dentro de esta categoría encontramos diferentes tipos en función de su composición y porcentaje de hierro:

Condritas carbonáceas

Estas condritas representan tan solo el 5% de las condritas caídas. En su composición podemos encontrar hasta un 5% de carbono pero también hasta un 20% de agua y algunos compuestos orgánicos. Tienen la proporción más alta de compuestos volátiles, por lo que se considera que son las que se han formado más lejos del Sol.

Condritas ordinarias

Son las condritas más comunes que han llegado hasta la Tierra. En su composición encontramos hierros y silicatos. Suelen proceder de asteroides pequeños y se clasifican por su composición proporcional de hierro.

Condritas enstatitas

Son meteoritos rocosos formados principalmente por un mineral denominado enstatita MgSiO3. No son muy abundantes, pero constituyen los minerales fósiles a partir de los cuales se formó la Tierra, ya que su composición es la más similar que existe entre los meteoritos a la de nuestro planeta. Por ello los científicos creen que una combinación de estos meteoritos dieron lugar, por agregación, a los embriones constitutivos de la Tierra. De esta teoría también se puede deducir su escaso número: tan sólo unos pocos bloques se habrían dispersado de la región de formación de los planetas terrestres hacia el cinturón principal y desde allí, nos llegarían a cuentagotas.

Diferenciados (o “fundidos”)

Estos meteoritos son el resultado de procesos de fusión parcial o total de sus cuerpos de origen. Es decir, proceden de cuerpos de miles de kilómetro de diámetro y han sufrido procesos metamórficos en su interior. Atendiendo a su composición, podemos distinguir tres tipos: rocosos (o acondritas), metalorrocosos y metálicos.

Acondritas

Como su nombre indica, estos meteoritos no tienen cóndrulos. Las acondritas son rocas ígneas procedentes de otros cuerpos del Sistema Solar. De hecho, se clasifican en función de su origen. Así pues, encontramos acondritas procedentes de Marte (Shergotitas, Nakhlitas, Chassignitas), la Luna o Vesta (Ecritas, Diogenitas, Howarditas). Pero en realidad la mayoría proceden de cuerpos sin identificar.

tipos de meteoritos acondrita

Acondrita

Metálicos

Los meteoritos metálicos contienen más del 90% de metal (principalmente aleaciones de Hierro y Níquel). Estos proceden generalmente del núcleo de grandes asteroides, por lo que debieron haber sido “extraídos” en grandes impactos. Se clasifican fundamentalmente en función de su forma estructural. Por un lado, las hexaedritas, que contienene un 4-6% de níquel y 90% Fe. Se llaman así por estar formadas por cristales cúbicos (hexaédricos) de camacita. Por otro lado, las Octaedritas, que tienen un 6-14% de níquel y muestran las famosas líneas de Windmanstätten. Las octaedritas son los meteoritos metálicos más abundantes.

tipos de meteoritos widmanstatten

Líneas de Windmanstätten en un meteorito metálico

Metalorrocosos

Contienen aproximadamente un 50% de metal y un 50% de silicatos. Proceden del interior de grandes asteroides. En función de su composición se dividen en: Pallasitas y mesosideritas. Las pallasitas son uno de los tipos de meteoritos más bellos que existen, ya que muestran una mezcla de metales (Hierro y Níquel) y silicatos (olivino). Su nombre proviene del zoólogo y botánico alemán Peter Simon Pallas, que descubrió en 1772 el primer ejemplar de este tipo de meteorito en Siberia (Rusia). Por otro lado, las mesosideritas tienen una composición variada y desordenada, mezclando minerales como el Piroxeno o la Plagioclasa y cristales de Ni-Fe.

pallasita

Pallasita, meteorito metalorrocoso

Roberto Bravo

Roberto Bravo

Astrónomo de afición y emprendedor de profesión. Paciencia, ganas y un puntito de locura han sido necesarias para desarrollar este proyecto desde sus inicios en 2009. Más de diez años después, continúo con aún más fuerza esta preciosa andadura.

4 Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.